Publicidad

Adrice Asesores
Hoy es

Aviso importante a las mujeres

Crecen casi un 30% los casos de violaciones por medio de la sumisión química.-
 
Las víctimas suelen ser mujeres, de entre 15 y 19 años. Despiertan horas después de haber ingerido una bebida alcohólica con sospechas de haber mantenido relaciones sexuales no consentidas. Tardan unas 20 horas en denunciarlo y para entonces las pruebas se han diluido.
 
 
Casi un centenar de expertos sanitarios y forenses se han reunido en Madrid para alertar sobre el crecimiento de los casos de abusos sexuales a mujeres jóvenes por medio de la sumisión química. Esto es, por medio del suministro de drogas en la bebida alcohólica de acción rápida, con las que se anula la voluntad de la víctima antes de violarlas.
Los expertos no han aportado cuántos casos de sumisión química se producen al año, pero dicen haber detectado un aumento de entre el 20 y el 30 por ciento de los casos de mujeres víctimas de la sumisión química.
En la jornada, han intercambiado experiencias sobre víctimas y protocolo de seguimiento para la obtención de pruebas. Al mismo tiempo han coincidido con un perfil de la víctima: suele ser una mujer joven, de entre 15 y 19 años, que ha consumido 1-2 bebidas alcohólicas, que pierde la conciencia y despierta varias horas después en un lugar desconocido con signos o sospechas de haber mantenido relaciones sexuales no consentidas.
La joven tarda alrededor de unas 20 horas en darse cuenta de lo ocurrido y acudir a la Policía o al centro hospitalario. Para entonces es difícil obtener pruebas, como el semen, por el tiempo transcurrido o porque ha podido lavarse. Por si fuera poco, no existe un protocolo de actuación común en toda España, ya que es una competencia transferida a las autonomías.
En las jornadas celebradas en Madrid, se explicaron las sustancias que intervienen en la sumisión de manera más frecuente, como son el alcohol etílico, las benzodiacepinas y ciertas drogas de abuso.
Los efectos de estas drogas van desde la desinhibición a la sedación y a la amnesia, pudiendo provocar también alucinaciones, según datos aportados Begoña Bravo, la jefe del Servicio de Química del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses (INTCF), organizador de las jornadas.
Luis Segura, médico forense de los Juzgados de Madrid, expuso que el 70% de los casos de sumisión química se produce en menores de 30 años y el grupo de mayor riesgo es el de mujeres entre 15-19 años.
Apenas se denuncia el 20% de los casos
Para Cesáreo Fernández Alonso, médico adjunto del Servicio de Urgencias del Hospital Clínico de Madrid, la complejidad de elaborar una estadística sobre este fenómeno radica, por un lado, en la dificultad para diagnosticar como sumisión química aquellos casos que llegan al hospital con indicadores de sospecha, la falta de colaboración de la víctima debido a los efectos del tóxico y el hecho de que apenas se denuncia el 20% de los casos.
Además, existe otro obstáculo en la investigación de estas prácticas: la tardanza en la denuncia. De hecho, la demora en acudir a un centro médico por parte de la víctima para que se practique la recogida de muestras biológicas, es inversamente proporcional a las posibilidades de detectar las sustancias implicadas en casos de sumisión química.
Delitos especialmente crueles
Estos delitos son especialmente crueles porque destrozan la vida de la mujer, quien además siente culpabilidad o vergüenza y, encima, no puede demostrar que ha sido violada y su entorno no se termina de creer que no se resistiera a la violación. Se suelen dar casos irreversibles, donde la víctima ve cómo se absuelve a su agresor por falta de pruebas mientras ella cae en una espiral de depresión con automutilaciones para soportar el dolor interior.
 

Publicidad

Adrice Asesores
SÍGUENOS EN :facebook

publicidad

El libro de la semana

anuncios por palabras
 PARA PERIODICO
 

logo para publi