Publicidad

Hoy es

TODO POR INTERNET

 
Desconcierto entre los contribuyentes por la declaración del IVA 'online'
 
FALTA DE INFORMACIÓN E INNUMERABLES FALLOS DEL SISTEMA. LOS RECORTES LLEGAN A TODOS LOS RINCONES.
 
 
La nueva norma ha causado quejas y dudas por parte de los afectados. "No he recibido ningún tipo de información, estuve una tarde entera intentado hacerlo y la página va fatal. La ayuda que te prestan es nefasta", explica Gema López mientras espera a ser atendida en una de las sedes de Hacienda, en Madrid.
Hasta ahora, los ciudadanos que tenían que hacer esta tarea podían acudir en persona a una sede de la administración y tramitarla con boli y papel. Además, disponían de la ayuda de los trabajadores del fisco para cualquier problema que les surgiera.
El trámite parece sencillo. Basta con descargarse de la web de Hacienda un programa de ayuda para hacer la declaración. Al terminar, en el momento de darle al botón de presentar, aparecen tres opciones. En la primera hay que enviar un mensaje de móvil; en la segunda hay que introducir un pin que facilita Hacienda y en la última el certificado de usuario, una firma digital que acredita a una persona a hacer la declaración de una empresa.
Desde el Ministerio de Hacienda explican que el principal objetivo de la tramitación online es "agilizar el proceso" y que sea "más seguro" para el usuario. De todas las declaraciones presentadas en papel el año pasado, "una mayoría significativa eran de propietarios de locales y no de empresarios o autónomos", según indican fuentes del ministerio.
Jose María Mollinedo, secretario del sindicato de técnicos de Hacienda, GESTHA, reconoce que quizá "se han olvidado" de las personas mayores, de quienes no tienen ordenador, o simplemente de aquellos que se llevan mal con las nuevas tecnologías. "En este caso deberían haber permitido que pudieran seguir haciéndolo a mano", señala Mollinedo, "sino tendrán que recurrir a una asesoría fiscal".
 
 
Pero no solo es difícil para los más mayores. Ángel Pascual, sentado en la sala de espera de una delegación de la agencia tributaria, intenta terminar con su ordenador portátil la declaración. "Imposible, el sistema no funciona". Este joven madrileño, gestor de una cooperativa, asegura que se maneja muy bien con las nuevas tecnologías y para él también es toda una odisea el proceso online. "Están favoreciendo las gestorías, que no puedas contratar personal cualificado de alta edad y están consiguiendo un recorte en personal para la administración masivo", apunta Pascual.
El plazo para presentar la declaración termina el 30 de enero y la multa para quienes no la tramiten puede ser de hasta 1.500 euros.

Publicidad

gifaperturalento
gifperiodico001

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion
 logo prensa
 

logo para publi