Publicidad

Hoy es

ACUSACIONES DE FRAUDE

Escándalo en la concesión del pabellón español en la Exposición Universal de Milán
 
EXPO MILAN 2015
 
Hace dos semanas la Sociedad Estatal de Acción Cultural España (AC/E) anunciaba el ganador del concurso convocado para elegir el diseño integral del Pabellón de España en la Exposición Universal de Milán 2015, el estudio B720 del arquitecto Fermín Váquez. En ese mismo momento se levantaba la polémica. Un grupo de arquitectos dirigía una carta a Elvira Navarro, directora general de AC/E, pidiendo la impugnación por el incumplimiento de las bases de la convocatoria de la licitación.
Según se puntualiza en la carta, los arquitectos han detectado graves errores en el procedimiento, que levantan la sospecha del amaño: las normas aclaran que se debe abrir el sobre que contiene las propuestas técnicas primero y hacerlas públicas. Y luego abrir el sobre que contiene la oferta económica de los concursantes y también hacerse público. Sin embargo, se alteró el procedimiento sin explicaciones y primero se publicó la económica, y la técnica sólo se dio a conocer días después de difundir el vencedor.
La alteración del procedimiento en la publicación de las propuestas cuestiona la transparencia del proceso. Las dudas en una convocatoria de un millón de euros han provocado la desconfianza y que un grupo de damnificados haya recurrido al Consejo Superior de Colegios de Arquitectos de España, órgano que dicta si los concursos ha sido fraudulentos. El organismo no se ha pronunciado aún sobre si amparará el recurso.
Fachada exterior del pabellón de España premiada.
"No es habitual que gane la propuesta más cara de todas. Es dificilísimo que esto ocurra, a menos que supieran que iban a ganar", explica uno de los arquitectos del recurso. Cuanto más alto es el precio propuesto, más baja es la puntuación obtenida. Por eso sorprende a los otros estudios que la propuesta más cara sea la vencedora, porque es la peor puntuada en el apartado económico (ha logrado 4 puntos de los 25 que podría haber sumado).
¿Dónde está la clave? En el informe técnico, que AC/E no hizo público hasta casi una semana después de haber dado a conocer la partida económica, cuando debería haber sido al revés. "Durante el tiempo que no se ha hecho público el informe técnico pudo manipularse la puntuación", explica una de las fuentes de este periódico, que prefiere no darse a conocer. La sospecha se multiplica con el siguiente dato: el estudio con máxima puntuación en la propuesta técnica es la del vencedor, 75 puntos. Hasta aquí nada extraño.
Lo que parece chocante a los arquitectos molestos es que el estudio clasificado en segunda posición sólo haya sumado 49 puntos. Hay que recordar que entre los presentados hay arquitectos de primerísimo nivel, como Nieto Sobejano, Federico Soriano, Álvaro Planchuelo o Frade (vencedor del concurso del Museo Arqueológico Nacional). De esta manera, entre el primero y el segundo se crea una diferencia de 26 puntos. No es que sea inaudito, sino que con esa puntuación jamás podría el segundo empatar o ganar, aunque fuera la más barata. Porque 49 más 25... exacto, 74. Un punto menos, lo justo para determinar la balanza.

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion
 logo prensa
 

logo para publi