Publicidad

Hoy es

La naturaleza y el feminismo toman DocumentaMadrid

El Festival Internacional de Cine Documental celebra 15 años con una programación que abre puertas a otros imaginarios, narrativas y estéticas y que apuesta por lo femenino: la mitad de los títulos que compiten están firmados por mujeres directoras
 
El pensamiento crítico, la educación, la naturaleza y el feminismo son los cuatro ejes temáticos que hilvanan la extensa y ambiciosa programación de la XV edición de DocumentaMadrid, que se celebra del 3 al 13 de mayo en varias sedes de la capital, entre las que se encuentran instituciones culturales de referencia como Cineteca Madrid (sede oficial), Filmoteca Española, Casa de América y el Instituto Francés
DocumetaMadrid-2018
"La celebración de los quince años del festival se merecía una propuesta diversa y transversal", explica David Varela, director del certamen junto a Andrea Guzmán. "Hemos planteado una programación viva que no termine y se circunscriba al terreno específico de sus secciones, sino que permita establecer reflejos y derivas con las que el público pueda ir abriendo nuevas puertas que le conduzcan a otros imaginarios, narrativas o estéticas".
Para tratar de alcanzar este objetivo, la organización ha seleccionado 54 películas para competir en las diferentes secciones oficiales: la Sección Competitiva Nacional (con 9 largometrajes y 11 cortometrajes), la Sección Competitiva Internacional (con 9 largometrajes y 8 cortometrajes), y Fugas (con 9 largometrajes y 8 cortometrajes), una sección dedicada al cine más innovador y arriesgado. El resultado es "un gran Festival Internacional sin estrellas, donde es el público el que pisa y comparte con los autores" la alfombra roja, según explican Varela y Guzmán. En esta edición la mitad de los títulos que compiten en el festival están firmados por mujeres directoras.
Entre los autores internacionales que pisarán la alfombra roja de DocumentaMadrid en busca de alguno de los premios que otorga la organización, que cuentan con 50.000 euros de dotación, destacan el director belga Johan Grimonprez, que con su habitual sutileza crea una honda crítica sobre el negocio de las armas en Blue Orchids; el reputado cortometrajista y maestro del cine de remontaje francés Jean-Gabriel Périot, que presenta un elocuente ensayo musical titulado De la joie dans ce combat; el norteamericano Ben Russell, que en Good Luck nos invita a experimentar el trance de los movimientos derivados del intenso trabajo manual de varios grupos de mineros; o el tándem francés conformado por Lucien Castaing-Taylor y Véréna Paravel, que ofrecen un documental de terror de puro estremecimiento físico en Caniba, reconstrucción de la psicología de un asesino en serie. Además la australiana Pia Borg y el chino Zhou Tao borran las barreras entre el arte contemporáneo y el cine de vanguardia en Silica y Fán Dòng, respectivamente.
En las secciones internacionales también aparecen impactantes apuestas como Of Fathers and Sons (Talal Derki, 2017), retrato perturbador de un padre de familia sirio que inculca diariamente a sus hijos la ideología talibán que se estrenó en Sundance; O Proceso (María Augusta Ramos, 2018), anatomía del proceso de destitución contra la ex presidenta de Brasil Dilma Rousseff presentado en Berlín, o Cartucho (Andrés Chaves, 2017), retrato de un barrio de Bogotá que fue durante décadas un lugar de aspecto postapocalíptico donde sobrevivían y morían indigentes y delincuentes de toda estofa. Este último filme fue presentado en el prestigioso FID Marsella.
Además, el festival rendirá homenaje a reconocidos cineastas internacionales como el estadounidense Ross McElwee, y el brasileño Joao Moreira Salles, la directora y guionista letona Laila Pakalnina, el crítico francés Alain Bergala o el antropólo y cineasta Vincent Carelli, entre otros. Ross McElwee, el gran cineasta del yo, y Joao Moreira Salles, hermano del director Walter Salles, impartirán sendas clases magistrales en el marco del festival.
En la Sección Competitiva Nacional aparecen varios nombres de directores españoles que ya gozan de reconocimiento internacional. Entre ellos destaca Carolina Astudillo, cuyo documental El gran vuelo fue seleccionado por los críticos de El Cultural como una de las mejores películas de 2015. En Ainhoa, yo no soy esa plantea una crónica alternativa a la historia oficial española de los 90, contada desde un punto de vista íntimo y feminista, que ya ha sido premiada en el Festival de Málaga. Se enfrentará a Ana Serret (El señor Liberto y los pequeños placeres) y a Ramón Lluis Bande (Escorèu, 24 de diciembre de 1937).

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion
 logo prensa
 

logo para publi