Publicidad

Hoy es

EL JUEZ JOSÉ CASTRO MANTIENE LA IMPUTACIÓN DE LA INFANTA CRISTINA

El juez lleva al banquillo a la Infanta por dos delitos fiscales y otro de blanqueo, a pesar de la oposición de la Fiscalía.
 
 
 
infanta cristina
 
 
 
El juez de Palma José Castro ha terminado oficialmente con la instrucción de la pieza separada del 'caso Nòos' y ha concluido que hay indicios suficientes para que la Infanta Cristina de Borbón se siente en el banquillo de los acusados por cooperadora necesaria de dos delitos fiscales y otro de blanqueo de capitales, que en la teoría podría llevarle a la cárcel con una pena de hasta once años en caso de ser condenada. La hija del Rey abdicado tendrá que someterse al mismo tribunal que lo hará su marido, Iñaki Urdangarín y su socio, Diego Torres, según confirman fuentes jurídicas.
Aún así, la decisión de Castro no es la definitiva. Tanto la defensa de la Infanta como la propia Fiscalía y Abogacía del Estado que se han opuesto en todo momento a ir en contra de ella al entender que está fuera de todo el entramado de su marido, recurrirán esta decisión ante la Audiencia Provincial de Palma, el mismo órgano que ya ordenó desimputar a la hermana de los Reyes de España la primera vez que lo intentó Castro como cooperadora necesaria de todos los delitos presuntamente cometidos por su marido.
Fuentes jurídicas señalan que es difícil que esta Sala ratifique el auto del instructor cuando no hay un informe favorable de la Agencia Tributaria, ni Policía ni Fiscalía. Por los delitos fiscales es difícil que se sienta en el banquillo de los acusados porque lo impide el Tribunal Constitucional. Según la conocida como 'doctrina Botín' cuando el delito tiene un perjudicado directo, en este caso Hacienda, si éste no acusa no se puede sentar a alguien en el banquillo sólo con la acusación popular. Así que Doña Cristina nunca podrá ser acusada de estos delitos porque tanto Anticorrupción como la Abogacía del Estado -que representa a Hacienda- ya han anunciado que no van a acusar y que van a recurrir el auto de Castro.
Otra cosa es con el delito de blanqueo de capitales porque el perjudicado es más difuso, es toda la economía española y por tanto, según la 'doctrina Atutxa' en ese caso sí puede ser enjuiciada sólo con una acusación popular contra ella, que en este asunto representa el sindicato Manos Limpias.
Castro finalmente ha decidido seguir adelante contra la Infanta. Desde abril ya tiene prácticamente la instrucción de la pieza separada de Palma Arena conocida como 'caso Nóos' a punto de concluir. Es más, este auto de transformación de procedimiento abreviado se ha retrasado finalmente algo más después de la abdicación del Rey Juan Carlos. Su salida del trona quitaba presión al magistrado al dejar de ser Doña Cristina miembro de la Familia Real y pasar a otro estatus, únicamente la hermana del Rey pero sin formar parte del núcleo familiar.
Según fuentes del Ministerio Público lo que sí van a pedir para la hija de Don Juan Carlos que sea personada en el juicio como partícipe a título lucrativo, es decir, que no es responsable del dinero obtenido ilícitamente por su marido porque ella no tenía por qué saber su origen ilegal pero lo tiene que devolver porque ha estado haciendo uso de él. Esta responsabilidad sólo se puede pedir si no está acusada en el juicio. De ser así, tendrá derecho a un abogado y procurador y será citada a declarar en el juicio para poder defenderse.
Más de un año de pesadilla
Hace algo más de un año desde que el instructor se convirtió en la peor pesadilla de Cristina de Borbón. En abril de 2013 anunciaba que había indicios suficientes para citarla a declarar como imputada por ser miembro de la Junta directiva del Instituto Nòos y la dueño del 50% de la empresa Aizoon, utilizaba para desviar parte de los fondos obtenidos de manera presuntamente ilícita de las administraciones públicas.

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion

El libro de la semana

 logo prensa
 

logo para publi