REUNIÓN ENTRE MARIANO RAJOY Y EL DICTADOR OBIANG

REUNIÓN AL MÁS ALTO NIVEL ENTRE EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO ESPAÑOL Y EL DICTADOR TEODORO OBIANG.
 
obiang rajoy
 
Han pasado 23 años desde que un presidente de gobierno español se entrevistara con el dictador de Guinea. Es dificil no sentir vergüenza al  ver a nuestro presidente sentado al lado de un tipejo que ha masacrado a todos los opositores de su país y ha asesinado a miles de personas.
Parece ser que a nuestro presidente no le importa mucho el miserable gobierno de un dictador, pero nos respresenta a todos, o al menos eso es lo que Rajoy dice. Nunca debería haberse producido esta reunión. La foto del apretón de manos dará la vuelta al mundo y nuestra imagen se verá dañada una vez más.
 
El jefe del Gobierno español, Mariano Rajoy, y el presidente de Guinea Ecuatorial, el dictador Teodoro Obiang, se reunieron este jueves en Malabo. De gira por África, donde intenta conseguir el apoyo de los países africanos para la candidatura de España al Consejo de Seguridad de la ONU, Rajoy mantuvo reuniones por separado con el presidente de Guinea Ecuatorial, con el de Mauritania y a la vez presidente de turno de la Unión Africana, Mohamed Uld Abdel Aziz, y con la presidenta de la Comisión de esta unión, Nkosazana Dlamini Zuma.
Con el dictador Obiang Rajoy habló de fútbol pero no de derechos humanos. Reunidos en el Palacio de Congresos y Exposiciones de Sopopo, localidad cercana a Malabo donde se celebra la cumbre de la Unión Africana, antes del inicio de la cumbre de la Unión Africana a la que el presidente del Gobierno español ha sido el único líder europeo invitado, el dictador africano ha trasladado a Rajoy que ha sido una pena la eliminación de España del Mundial de fútbol. Rajoy se ha interesado por saber si se había clasificado para la siguiente fase la selección de Nigeria, país que, pese a perder ayer con Argentina, sigue en la competición.
En las imágenes se escucha igualmente los augurios de ambos para ganar el Mundial. Mientras Obiang ha apostado por Argentina o Brasil, Rajoy le ha comentado que no se puede descartar a Alemania.