Publicidad

Adrice Asesores
Hoy es

EL DERROCHE DEL DICTADOR

Mohamed VI tira la casa por la ventana para agasajar a los nuevos Reyes de España.-
 
Posiblemente se les olvidó que en Marruecos los ciudadanos pasan hambre.-
 
reyes en marruecos
 
Los Reyes de España continúan con su gira de presentación en el extranjero como nuevos monarcas. Su tercer destino, tras visitar el Vaticano y Portugal, ha sido Marruecos. Don Felipe y Doña Letizia han viajado hasta Rabat con la intención de afianzar aún más las buenas relaciones diplomáticas que existen entre los dos países. Don Juan Carlos mantenía una relación casi de "hermano" con Hassan II, un vínculo que se mantuvo con su hijo, Mohamed VI. Ahora Don Felipe intenta conseguir que esta sintonía siga intacta.
Por lo visto en la jornada de este lunes, va por buen camino. La invitación del rey de Marruecos en esta fecha ha sido una deferencia con los Reyes, pues los musulmanes se encuentran en pleno Ramadán, periodo en el que no suelen recibir visitas extranjeras. Sin embargo, el monarca parecía encantado de recibir a Felipe VI y a su esposa, tanto que insistió en que pasaran la noche en la capital. Los Reyes de España aceptaron la muestra de hospitalidad de Mohamed VI y pernoctaron en el Palacio Real de Huéspedes de Souissi junto con los otros acompañantes de la comitiva española. Se trata de un impresionante palladio de estilo árabe que acoge las más altas visitas institucionales del reino alauí.
La visita oficial empezó a las 5 de la tarde del lunes. Don Felipe y Doña Letizia llegaron al aeropuerto de Rabat en un avión de la Fuerza Aérea Española. El rey Mohamed, en un gesto inusual, se desplazó hasta la pista para recibir a los que serán sus huéspedes durante dos días. Tras un primer saludo inicial, los Reyes llegaron a la plaza Mechouar, donde tuvo lugar el recibimiento oficial ofrecido por el rey Mohammed VI y la princesa Lalla Salma, con salvas de honor y revista de las tropas.
Una vez finalizados los actos de bienvenida estaba programada una reunión privada de las dos parejas reales para hablar sobre los problemas que afectan a ambos países. Sin embargo, Mohamed volvió a demostrar que Felipe y Letizia no son unos invitados al uso y movilizó a toda su familia para atenderlos debidamente. Allí fue donde el monarca entregó a Don Felipe y a Doña Letizia el collar de la orden de Wissam al Mohammadi, la más importante del reino, fundada por el abuelo del actual rey, Mohamed V, en 1956.
Pero la máxima muestra de hospitalidad hacia los Reyes se produjo por la noche. Mohamed VI ofreció a sus invitados un iftar, la cena con la que los musulmanes rompen el ayuno que deben realizar desde el amanecer hasta el ocaso durante el mes del Ramadán. Doña Letizia, siguiendo la tradicional moda de las damas árabes, lució una falda larga en tonos plateados de Felipe Varela que combinó con camisa blanca y sandalias de raso de Magrit. Por su parte, Lalla Salma se decantó por uno de sus habituales caftanes en blanco al que añadió color con un parure de esmeraldas. A la cena, a la que estaban invitadas más de 300 personalidades, asistió la princesa Kalina de Bulgaria junto a su esposo Kitín Muñoz. El ágape consistió en una suculenta variedad de dulces marroquíes entre los que destacaban los famosos dátiles o el seffa, un cuscús edulcorado con azúcar glasé y canela.

Publicidad

Adrice Asesores
SÍGUENOS EN :facebook

publicidad

El libro de la semana

anuncios por palabras
 PARA PERIODICO
 

logo para publi