Publicidad

Hoy es

COSPEDAL MIENTIÓ Y MIENTE

COSPEDAL DIJO QUE LUIS BÁRCENAS HABÍA SIDO DESPEDIDO DE SUS CARGOS EN EL PP, CUANDO EN REALIDAD SABÍA QUE NO ERA ASÍ.
 
RAJOY COSPE BARCENAS
 
 
El despedido que nunca lo fue
Esta parte final es clave. Quienes corrieron para dar la 'noticia' fueron las "fuentes del PP", que evidentemente estaban interesadas en que una frase de la sentencia ("... desestimando la demanda por despido presentada por D. LUIS BÁRCENAS GUTIÉRREZ...") tapara lo que se dice en el resto de las once páginas. O lo que es lo mismo, que lo que dicta esa frase, que el extesorero del PP no tiene derecho a la indemnización (905.000 euros) que pedía, tapara todo lo que se desvela en párrafos y párrafos.
A saber, que en realidad Luis Bárcenas es trabajador en excedencia del PP desde 2004 (ni siquiera se le dio de alta legalmente, viene a decir la juez, cuando ejerció de gerente y de tesorero a partir de ese año); que a pesar de que en ningún momento se produjo ese alta, por parte del PP se hizo algo irregular, que fue cotizar por él a la Seguridad Social al tiempo que no le tenía dado de alta como trabajador.
"Lo curioso del caso es que..."
Un hecho que incluso lleva a la juez en un momento de la sentencia a utilizar la expresión "los curioso del caso es que tal y como reconocen las partes no ha existido a lo largo de dicho período prestación de servicios". Ante el cúmulo de 'rarezas', la juez toma una decisión muy significativa, prueba de que ve irregularidades que considera deben investigarse más allá de su ámbito de poder, y que podría tener negativas consecuencias, al menos económicas, para el PP: enviar, motu propio, una copia de su sentencia a la Inspección de Trabajo, a la Tesorería General de la Seguridad Social.., y ¡a la Fiscalía Especial Anticorrupción y el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de Madrid (el juzgado del juez Ruz, que lleva todos los casos de la financiación irregular del PP')
Y aquí está probablemente el interés último de quienes en el PP se movieron el viernes a la carrera para 'tapar' con la supuesta 'derrota' de Bárcenas lo que había llevado a la juez a hablar de "lo curioso del caso". Conviene quizás recordar en este punto que quien defiende al PP en este pleito es un despacho de abogados de enorme poder: Sagardoy y Asociados.
"Un pacto entre caballeros"
Fueran ellos o fuera el propio gabinete de prensa de Génova, lo cierto es que con esa 'velocidad comunicatoria' del viernes lograron que (para algunos medios de comunicación y tertulianos aún sigue siendo así) se ocultara lo que revela la juez: que tras 'el no despido' de Bárcenas lo que hay es 'un apaño' del que, lógicamente, nadie dejó pruebas y ahora imposibilita a uno lograr indemnización, y a los otros, darle por despedido.
La juez redacta así la existencia del 'apaño': "Este acuerdo, tal y como se alegó en el acto del juicio, en prueba de interrogatorio por la parte demandada (el PP), no se habría documentado por escrito porque según se manifesta por el hoy actor es un pacto "entre caballeros" y que no convenía formalizar por escrito algo que podía ser objeto de filtración y ulterior difusión".
La juez dice que el pacto de Bárcenas fue con Rajoy y Cospedal
'Descaro' que permite recordar a la juez que ni tan siquiera nadie del PP ha acudido ante ella para demostrar la existencia de ese despido. Y aquí está otro punto clave de la demanda y que explica por qué le envía el escrito al magistrado Pablo Ruz: "...se señaló por la empresa, (también en interrogatorio) -escribe la juez- que dicho acuerdo verbal se llevó a cabo al "más alto nivel" es decir entre el Sr. Bárcenas y entre los otros máximos responsables del Partido Popular a principios de 2010 y desde 2008 el Sr. D. Mariano Rajoy Brey y la Sra. María Dolores De Cospedal García...". Y sigue la juez: "Nada más fácil que cualquiera de los intervinientes hubieran sido propuestos como testigo al efecto de que declarase sobre este particular. Lo que no efectuó la empresa".
Y aquí no puede evitar recordarse los hechos que se produjeron en torno a ese 'pacto de caballeros'. La reunión que, contada por Bárcenas a Ruz, mantuvo el propio extesorero en el despacho de Rajoy con éste y Arenas. Una reunión en la que "el acuerdo con el presidente es que yo dejo el despacho que tengo, que me bajo a un despacho en la tercera planta, que sigo teniendo la misma secretaria que tenía, que mantengo el coche con el conductor y que sigo cobrando mi sueldo 'sine die'".
"Un pacto de caballeros" que no es un despido, como dice la juez, y la razón, insistimos, por la que la juez envía su sentencia a Inspección de Trabajo, a la Tesorería General de la Seguridad Social y, muy especialmente, a la Fiscalía Anticorrupción y a la Audiencia Nacional. Lo que se pretendió 'tapar' a la carrera el pasado vienes cuando desde Génova llamaron a las principales agencias a decir que "se desestima íntegramente la demanda del extesorero".
 

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion
 logo prensa
 

logo para publi