Publicidad

Hoy es

MOTIVOS PARA UNA REFORMA FISCAL MUY BLANDA

3.100 SICAVs TIENEN ACUMULADOS 27.500 MILLONES DE EUROS QUE EL FISCO NO CONTROLA.
 
No ejercer control sobre este tipo de sociedades es porque la mayor parte de sus miembros tienen relación con el PP, son donantes para sus campañas electorales o sencillamente son miembros del PP. De ahí que se mire hacia otro lado cuando se habla de las SIVAVs.
 
Las Sociedades de Inversión de Capital Variable (SICAV), son un instrumento concebido inicialmente para canalizar el ahorro hacia aquellos nichos de inversión que de acuerdo con su propia política de inversiones, decida en cada momento. Aparentemente se trata de facilitar el ahorro mediante sociedades que deben estar abiertas a cualquier inversor que se decante por esta figura.
La realidad es bien distinta. Actualmente hay unas 3100 SICAVs censadas que aglutinan unos 27.500 millones de euros. Lejos de estar abiertos a cualquier inversor, son instrumentos reservados para grandes patrimonios pues ya para su constitución se exige un patrimonio mínimo de 2.8 millones de euros.
Habitualmente se suele criticar el tratamiento fiscal favorable que tienen estas instituciones centrando la crítica en el tipo impositivo del 1% que tienen establecido en el impuesto sobre sociedades. Desde el punto de vista de la teoría de la doble imposición dicho tipo responde a la necesidad de no volver a gravar beneficios que ya tributaron en las empresas que han sido objeto de inversión por parte de la SICAV.
Esa es la justificación del 1% que tanto preocupa. Es más el socio de las Sicav en el momento de recuperar su inversión deberá tributar como renta del ahorro las plusvalías obtenidas, al tipo del 21, 23 o 27 % según corresponda lo cual equipara su tributación a la de cualquier otro ahorrador.
Sin embargo la verdadera preocupación que debe pesar sobre estos instrumentos es la total ausencia de control que pesa sobre ellos. Actualmente el control del cumplimiento de los requisitos para constituir una SICAV está en manos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CVMV) la cual se limita básicamente a comprobar que, en el momento de su constitución la SICAV cumple con los requisitos formales y de capital para autorizar su constitución. Una vez autorizada, su control se limita a constatar que dichos requisitos se siguen cumpliendo en el tiempo. La CNMV no controla el origen de los fondos que constituyen la SICAV. Tampoco controla a los verdaderos titulares del patrimonio que se materializa en la SICAV, el cual suele estar conectado con paraísos fiscales. En definitiva la CNMV no tiene capacidad para determinar si se está utilizando o no fraudulentamente esta institución sencillamente porque ni dispone de medios ni dispone de la información necesaria.

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion
 logo prensa
 

logo para publi