Publicidad

Hoy es

LA REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO O LOS VOTOS PERDIDOS

EL GOBIERNO SE ESTÁ PLANTEANDO SI DEJAR LA REFORMA DE LA LEY DEL ABORTO PARA DESPUÉS DE LAS ELECCIONES. NO ES QUE NO ESTEN DE ACUERDO CON ESTA REFORMA, ES EL MIEDO A PERDER VOTOS.
 
Los conservadores quieren evitar que la polémica ley que restringe la interrupción voluntaria del embarazo les afecte en las elecciones de 2015.
 
GALLARDON 006
 
En julio se cumplieron dos años desde que Alberto Ruiz-Gallardón anunció en La Razón su intención de reformar la actual ley del aborto para volverla mucho más restrictiva incluso que la anterior, de 1985. Pero la propuesta del ministro de Justicia ha sido tantas veces prorrogada desde entonces que todo apunta a que sus compañeros de Gobierno podrían terminar dejándola en un cajón con el fin de que la polémica normativa les afecte lo menos posible en las elecciones de 2015.
El anteproyecto de Ley Orgánica de protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada, que cambia la ley de plazos actual por una de supuestos en los que la interrupción voluntaria del embarazo sólo estaría permitida en casos de violación o grave riesgo para la salud de la madre, vio la luz verde del Consejo de Ministros el pasado mes de diciembre. Y tras conseguir ese leve avance, Gallardón movió ficha mostrando siempre su intención de que el texto, ya convertido en proyecto de ley, volviera a pasar por La Moncloa antes de las vacaciones de verano. Pero no fue así.
¿Por qué? Gobierno y Justicia se culpabilizan mutuamente de ese enésimo retraso. Mientras el ministro asegura tener el texto listo y preparado para aprobarlo cualquier viernes del año, fuentes del Ejecutivo alegan que no han podido estudiarlo porque Gallardón aún no se lo ha entregado con las modificaciones que podrían incluir, finalmente, la malformación fetal como uno de los supuestos permitidos para abortar.
El propio presidente volvió a dar un portazo a la ley el pasado viernes justificándose con que su equipo está aún estudiando la contrarreforma para lograr "el máximo consenso posible". Pero lo cierto es que ni en el Ejecutivo de Mariano Rajoy ni en el PP quieren hacerse responsables de una polémica normativa que puede conllevar un grave coste electoral en los próximos comicios de 2015.
Para que las consecuencias tengan el mínimo efecto posible en las autonómicas y municipales de mayo, la reforma debería entrar en vigor a finales de año, tal y como pretendía su impulsor. Para ello, el Consejo de Ministros debería aprobar el proyecto de ley a finales de agosto (el Gobierno reactivará su actividad el día 29) o principios de septiembre, a fin de que su trámite parlamentario termine a tiempo para cumplir los deseos de Gallardón.

Publicidad

gifaperturalento

publicidad

vente de copas
logo press
logo fijo para prensa
logo press 001
logo para prensa
gifpromocion

El libro de la semana

 logo prensa
 

logo para publi