Publicidad

Compra en Navalmoral
Hoy es

LA HISTORIA DEL GUARDILLA

Antonio por aquel año, 2017 recibió lo que viene siendo un sueño y un castigo, recibió la noticia de que sería abuelo por primera vez, al poco tiempo con su nieta ya en el mundo, recibió lo que sería su “Batalla” la noticia de que padecía un Cáncer de pulmón

                Entre sonrisas, gestos de cariño, de ese afecto sincero de un abuelo a una nieta, luchaba en paralelo entre sesiones de quimio y radioterapia, todo pintaba bien, disfrutaba de sus minutos de oro con su nieta, los tratamientos no le hacían esa mella que tanto y en tantas personas deja, es una naturaleza fuerte la de este hombre

                Pasaba tramites de consultas, pruebas de toda índole, hasta le solicitaron una cita con Cardiología por aquel mediado del 2018, que no sabemos si por aquella “necias” palabras del Consejero de Sanidad Extremeño, José María Vergeles, “las listas de espera son para que los pacientes se piensen si quieren o no quieren acudir, operarse o tal…” (más o menos era así).

                Trascurrieron los meses, incluso justo algo más de los 3 años desde el diagnostico de su enfermedad, cuando este confinamiento y seguramente el avance de su enfermedad le mermaron la posibilidad de su movilidad, el no salir de casa, el no tener su actividad habitual, pero entre besos y miradas cómplices con su nieta lo sobrellevaba. Fue ingresado hace pocas fechas, ya no había marcha atrás, el bicho avanzaba y ganaba su batalla, estaba derrotando al “guerrero guardilla”.

                Esta última batalla comenzó el pasado jueves 23 de Julio con su empeoramiento, llamadas, visitas médicas, y solicitud de Paliativos, siempre rodeado de su esposa, hijos y hermana, 24 horas. El “guerrero guardilla” se aferra a la vida, una naturaleza innata.

                Recibes atentamente la visita del Galeno en casa, en un acto de humanidad, de profesionalidad impoluta te enseñan a suministrarle la medicación, una sedación localizada para evitarle el sufrimiento, mientras te enteras que quienes deberían visitarte dentro del programa de Paliativos no lo hará, de hecho tan solo con 2 llamadas de teléfono ha sido todo su haber, bien es cierto que hemos sido informados que tan solo hay una persona para prestar el servicio para las 54000 cartillas del Área de Salud del Campo Arañuelo, es normal, lógico y hasta comprensible que a este facultativo no le dé la vida para todos.

                El “guerrero guardilla” ha tenido suerte, ha estado acompañado las 24 horas, atendido, ha podido ser despedido por su familia, custodiado en su último viaje. Atrás quedan la esperada visita de Paliativos, las más de 100 llamadas continuadas al Centro de Salud en sus últimas horas para recibir al menos indicaciones para que hacer en el agónico final.

                               Que la tierra te sea leve Guerrero Guardilla.

Pero no querría dejar ni quiero dejar de pensar en todas esas personas dentro de nuestro Área de Salud, sobre todo en esas que están solas, esas que son de avanzada edad y que se encuentran tan desprotegidas en estos momentos tan duros, tan amargos y crueles, ya no es por el “guerrero Guardilla” que emprendió el viaje, si no por todos aquellos que aún están, unos luchando y otros que están por entrar en la batalla, es por ellos, por todos ellos, por los que ya no le exijo, si no que le lanzo una SUPLICA señor José María Vergeles y señor Guillermo Fernández Vara, NO DEJEN MORIR A NINGUN EXTREMEÑO ASÍ, ni nuestros abuelos, ni ningún ser humano merece una muerte cruel, despiadada y solitaria sin ayuda de quienes deben de velar por nuestro bienestar, cambien de política sanitaria, refuercen los servicios, contraten, contraten gestionen bien los recursos, NI UN SOLO EXTREMEÑO MAS DEBE MORIR TAN INDIGNAMENTE.

Fdo: La familia del “Guerrero Guardilla”

Publicidad

Compra en Navalmoral
logo para prensa
logo con dir web

publicidad

vente de copas
loco don dir web
logo con dir web
 logo periodico 2019