Sanidad informa de una “transmisión comunitaria controlada” del coronavirus en la región

Vergeles aboga por un "esfuerzo colectivo" para reducir la incidencia acumulada durante las próximas semanas
 

El vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha asegurado hoy respecto a la situación actual de la pandemia de Covid-19 en Extremadura que nos encontramos ante una “transmisión comunitaria controlada”, por lo que aboga por “un esfuerzo colectivo” para reducir la incidencia acumulada, especialmente durante las dos próximas semanas, previas al inicio del curso escolar

“No me equivocaba hace unos días cuando decía que estábamos ante la segunda oleada de la Covid-19, algo trasladable al resto del España”, ha afirmado José María Vergeles, quien ha destacado que llevamos en los últimas jornadas un incremento de la incidencia acumulada en los últimos 14 días por cada 100.000 habitantes inferior a la de los meses de marzo y abril, pero “se va produciendo un incremento constante de la incidencia acumulada y del número de casos que detectamos”.

Aún se puede seguir la estrategia de control “brote a brote” y “caso a caso”, con una “transmisión comunitaria controlada” por lo que, en estos momentos, el sistema sanitario está preparado para seguir “caso a caso”. “Se irá viendo cómo va la incidencia acumulada y cuál es el desarrollo del número de brotes en la comunidad autónoma”, ha explicado el responsable de Salud de la Junta.

El esfuerzo diagnóstico se traduce, ha expuesto el consejero, en que desde el inicio de la pandemia se han realizado en Extremadura casi 93.000 PCR (92.977, en concreto), con un incremento importante durante la “nueva normalidad”, lo que ha llevado a una incidencia acumulada en los últimos 14 días que ronda los 53 casos por cada 100.000 habitantes, a expensas de los datos que se ofrecerán esta tarde. Esto hace que Extremadura ocupe el puesto 16 en este parámetro por regiones, algo que “no nos quita ni un ápice de preocupación”.

A día de hoy, no se nota una presión importante en el ámbito hospitalario, con 22 personas ingresadas por Covid-19, 3 de ellas en la UCI.

Ayer se cerró un brote en Badajoz y “hoy creo que podremos cerrar otro brote en Almendralejo”, lo que quiere decir que “tenemos bastantes brotes pero con pocos casos, algo que se repite en el resto de la Comunidad Autónoma y del país”, ha declarado el consejero Vergeles.

Hoy se macará un histórico en el número de personas infectadas durante la nueva normalidad, con 98 casos positivos, “unos datos que pueden variar aún”, según el consejero, de los que 23 pertenecen al Área de Salud de Badajoz, 23 de Navalmoral de la Mata, 21 de Cáceres, 11 de Mérida, 9 de Plasencia, 5 de Don Benito-Villanueva y 3 de Llerena-Zafra.

En palabras de José María Vergeles, “crecerá el brote de Zahínos y el de Quintana de la Serena” y se declaran 4 nuevos brotes, uno en el Área de Salud de Navalmoral de la Mata (Barquilla de Pinares), otro en Zarza de Montánchez, otro en Almendralejo y el cuarto en Villanueva del Fresno, el cual –ha precisado el consejero– “no tiene nada que ver con Portugal ya que es un caso importado de Cataluña”.

Se han cerrado ya 10 brotes y actualmente existen 31 brotes activos en la región, con los cuatro nuevos declarados hoy, por lo que a día de hoy hay un total de 362 casos positivos de Covid-19 y 1.257 personas en seguimiento.

En cuanto al cierre de locales de ocio nocturno, contemplado en la resolución del pasado 17 de agosto, el consejero ha aclarado que se está trabajando desde la Junta con la CREEX para aclarar a qué locales, en función de la actividad económica, se refiere el cierre del ocio nocturno, “por si alguno de los locales dados de alta en otro epígrafe del IAE puede abrir hasta la una de la mañana”.

En hostelería y restauración se ha de garantizar en todo momento la distancia interpersonal de 1,5 metros, que las reuniones no sean de más de 10 personas en la misma mesa y establecer el cierre de los establecimientos a la una de la madrugada.

En los centros sociosanitarios se harán pruebas PCR a todos sus nuevos ingresos (personas mayores y/o con discapacidad), con 72 horas de antelación como máximo, así como la limitación de visitas a una persona por residente, durante una hora al día. Sobre este último punto, “estamos trabajando en establecer un horario” para estas visitas, de modo que “en municipios y residencias sin positivos ni brotes se puedan incrementar”.

Se realizarán cribados con PCR en grupos específicos, como personal de centros sociosanitarios o barrios con transmisión comunitaria, y se prohibirán los botellones así como fumar en la vía pública o espacios al aire libre cuando no se pueda respetar la distancia de seguridad de dos metros.

José María Vergeles ha aclarado, sobre los eventos multitudinarios, que sus promotores deberán pedir autorización a Salud Pública, para lo cual se “definirá qué es un evento multitudinario, y no lo es una boda ni un banquete ni un bautizo”, ha ejemplificado.

Así, se pueden celebrar bodas y banquetes pero las mesas no pueden tener más de 10 personas, se debe mantener la distancia de 1,5 metros y a la una de la mañana el evento ha debido finalizar, algo que no necesita autorización de Salud Pública.

Por último, José María Vergeles ha defendido que se está haciendo todo lo posible para garantizar un equilibro entre la protección de la salud y el desarrollo económico de la sociedad.

Ante el incremento progresivo de la incidencia acumulada durante los últimos días, “como sociedad no nos podemos permitir otro confinamiento, ni otro estado de alarma. De ahí que “ahora tengamos que ser contundentes y taxativos con las medidas”, además de pedir el sacrificio a la sociedad de que “se protejan individualmente y protejan al resto de los colectivos”. “Es el momento de dar la talla, como sociedad”, según Vergeles.

PETICIÓN PARA ALCÁNTARA

José María Vergeles ha explicado que se va a realizar una petición a la autoridad judicial para controlar mejor el brote detectado en Alcántara, de tal manera que retornará a fase 2, con aislamiento social, si lo aprueba un juez.

A su vez, ha avanzado que la intención de la Junta es que esa misma medida restrictiva se mantenga en Villarta de los Montes (con 40 casos activos) durante al menos una semana más.

La Morera, que se encuentra en fase dos aunque sin aislamiento social, esto es, no está confinada, si la evolución epidemiológica es buena, volverá a la normalidad a partir de la próxima semana.