Publicidad

Adrice Asesores
Hoy es

EL RESCATE DE ARTURO FDEZ. PRESIDENTE DE LA CEIM

COMIDA VERANIEGA DE ESPERANZA AGUIRRE, PRESIDENTA DEL PP MADRILEÑO Y EL PRESIDENTE DE LA CONFEDERANCIÓN EMPRESRIAL MADRILEÑA.
 
Es posible que después de esta comida de hermandad entre Aguirre y Fernandez, el rescate a las empresas de este individuo ya esté en marcha. Con cualquier excusa, la comunidad de Madrid inyectará alguna subvención, ayuda o cualquier otro mecanismo de financiación para reflotar las hundidas empresas de Arturo Fernandez, claro ejemplo de como no se deben gestionar las empresas, a pesar de ser el presidente de los empresarios madrileños.
 
arturo fernandez ceim 001 
 
Acosado por las deudas y la justicia, Arturo Fernández ha decidido tomarse unos días de relax en Asturias mientras estudia cómo escapar de los graves problemas financieros que atraviesa su negocio de restauración. Este domingo, apenas 72 horas después de cortar el servicio a la cafetería de la Asamblea de Madrid, Fernández compartía mesa y mantel con la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, en el restaurante Vista Alegre, ubicado en plena playa La Griega de la minúscula localidad asturiana de Colunga.
En el almuerzo, donde tuvieron tiempo de hablar de las dificultades empresariales de él y de las intenciones políticas de ella, no estuvieron solos. La presidenta del PP de Madrid y el empresario estuvieron acompañados de otros siete comensales, incluido el marido de Aguirre, Fernando Ramírez de Haro. Amigos íntimos desde que compartieron pupitre en el Colegio Británico, Fernández nunca ha ocultado la profunda admiración que siente por la expresidenta de la Comunidad. De hecho, gran parte del imperio hostelero del presidente de la CEIM se ha levantado sobre concesiones públicas ofertadas por el Ejecutivo regional. Así, Arturo se hizo no solo con la explotación de la cafetería y el comedor de la Asamblea, sino también de la de Telemadrid, la del organismo informático ICM y la UTE del hospital Infanta Leonor de Vallecas.
aguirre 002
Atrás, sin embargo, han quedado los tiempos en los que Arturo Fernández entraba como Pedro por su casa en la Real Casa de Correos, donde lo bautizaron como el noveno consejero. Imputado por el caso Bankia y propietario de una empresa cuya deuda supera los 60 millones de euros, Fernández sabe que el margen de maniobra que tiene para recuperar su imperio y su imagen, hecha añicos, es mínimo. La semana pasada fue especialmente negra para el Grupo Cantoblanco, que no solo anunció in extremis que dejaba sin servicio al Parlamento madrileño, sino que también echó el candado las cafeterías que gestiona en los centros de trabajo de Orange y la Escuela de Organización Industrial (EOI), según denunció Comisiones Obreras. Unos cierres que suponen el despido de 40 trabajadores, según los cálculos que maneja el sindicato.
 
 

Publicidad

Adrice Asesores
SÍGUENOS EN :facebook

publicidad

El libro de la semana

anuncios por palabras
 PARA PERIODICO
 

logo para publi